Mercado de divisas Bolsa de empleo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

juan.cantero@economiavisual.com

Los resultados de la empresa competitiva a corto plazo


Consideremos en los dos planos siguientes, lo que ocurre en el mercado, y en una de las empresas que participan en él.
Si la estructura de costes a corto plazo de la empresa es la siguiente, y el mercado queda definido de este modo, el precio de equilibrio determina el precio al que las empresas pueden vender (las empresas son precio – aceptantes), y por ello su demanda percibida (d) o Ima.
En equilibrio la empresa maximizará su beneficio cuando el IMa=CMa, y a partir de él, establecerá lo único que en dicho mercado puede decidir: su nivel de producción.
Para ese nivel de producción el precio supera al coste total medio por ello la empresa obtendrá beneficios extraordinarios equivalentes a la siguiente área.
Veamos a continuación como la empresa puede ver modificado a corto plazo dicho resultado si cambian las condiciones de equilibrio en el mercado. Para ello consideremos, por ejemplo, lo que ocurriría si la renta de los consumidores disminuyese, ceteris paribus.
La demanda al disminuir la renta se trasladará paralelamente hacia la izquierda, alterando el equilibrio en el mercado. Ahora el precio desciende, y modifica el IMa que percibe la empresa, alterando su producción de equilibrio.
Ese nivel de producción le permite conseguir un precio igual al coste total medio de producción, por tanto, los beneficios obtenidos serán ahora normales.
Si el descenso de la renta de los consumidores continua, el equilibrio de mercado conduce a un precio todavía menor, modificando el equilibrio de la empresa, que en estas circunstancia con el precio percibido no logra cubrir los costes totales medios. La empresa entra en pérdidas. No obstante, la situación de pérdidas no necesariamente debe conducir al cierre de la actividad. Para determinar la conveniencia o no de de seguir produciendo debemos observar la relación que existe entre el precio y el CVMe. Si la empresa cierra deberá asumir obligatoriamente el coste fijo, es decir la diferencia entre el coste total medio y el coste variable medio, descrito por la siguiente zona, que tal como observamos sería mayor que la pérdida en que incurre la empresa. Lo conveniente, por tanto, sería seguir produciendo.
Ahora bien , si la caída de la renta prosigue hasta un límite como el siguiente, el precio de equilibrio en el mercado sería tan bajo que la producción de equilibrio de la empresa tendría pérdidas tan elevadas que el precio no podría tan siquiera cubrir el CVMe. Por tanto, si la empresa ante tal situación no cerrase la pérdida en que incurriríamos sería mayor que la que tendríamos si cesáramos la actividad, en cuyo caso habría que asumir el coste fijo, cuyo valor sería la diferencia entre el coste total medio y el coste variable para ese nivel de producción.

 

Todas las demostraciones son con audio. Encienda los altavoces.